¿Cuántos padres tendrán que explicar que quieren, pueden y deberían disfrutar de las cuatro semanas de paternidad?

Muchos hombres han aplaudido el ampliar el permiso de paternidad a cuatro semanas y están deseando disfrutar de más tiempo en las primeras semanas de nacimiento de sus hijos; muchas mujeres aplaudimos esta medida, felices por nuestras parejas, y porque sabemos que es una piedra más en el camino de la igualdad.

 

 

Y luego están los y las que consideran esta medida una barbaridad o que simplemente no les afectará cuando ellos o sus equipos tengan hijos porque nada cambiará.

 

Para mí llega ahora la pregunta del millón: ¿cuántos lo disfrutarán? Dependiendo del entorno en el que cada uno se mueve, escucho diferentes respuestas: ¡todos!; se puede coger encendiendo el portátil y pendiente del móvil; lo cogerán quienes le echen narices; yo ni me he cogido los quince días me voy a coger cuatro semanas...

Me imagino a padres felices y seguros de sí mismos y de su posición, algo no siempre fácil de lograr. Me imagino a otros enfrentándose a sus propios fantasmas (me ausentaré cuatro semanas y la empresa, increíblemente, seguirá funcionando sin mi) y a otros, en una situación aun peor, enfrentándose a compañeros, jefes y jefas para explicarles que quieren, pueden y deben disfrutar de su permiso de paternidad aunque ellos no hayan dado a luz y no tengan que dar el pecho. 

Lee El guardián de recuerdos y adéntrate en un mundo de recuerdos, historias entrelezadas y secretos silenciados.

Por solo 3,79€ en Amazon y otras librerías digitales. 

Lee las primeras páginas haciendo clic aquí.


Muchas mujeres nos quejamos de que nos obligan a demostrar más que a nuestros compañeros masculinos. Pero, ¿cómo tiene que ser la sensación de tener que demostrar que quieres cuidar de tus hijos sin que te miren raro? Habrá quien vea exageración en estas palabras. Me alegro por ellos. Significa que están en un entorno seguro y maduro en el que, si les llega la oportunidad, disfrutarán de sus cuatro semanas con tranquilidad. De hecho, cuando se instauró la medida en este 2017 me dio la sensación de que sería así para todos y habíamos logrado dejar atrás todos estos fantasmas -alentados por ellos y ellas, la incredulidad viene por ambos lados.

 

La realidad, en apenas un mes, me está haciendo replantear esta postura. Hoy veo que estos fantasmas siguen bien vivos. Como cualquier medida recién implantada, es obvio que conllevará un tiempo de adaptación. Está por ver si seremos capaces de acelerar o retrasar este proceso.

 

Para mí, la verdadera apuesta para acelerarlo y huir rápidamente de los fantasmas sería ser valiente, no quedarse a medio camino e igualar la duración de los permisos de maternidad y paternidad. 

Comparte


¿Crees que este permiso se usará ampliamente? ¿Cuál es tu punto de vista sobre esta nueva medida? Comparte tus opiniones en comentarios.

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Javi (jueves, 02 marzo 2017 00:15)

    Hasta ahora no me había parado a pensar sobre este tema y he de confesar que me has dado una bofetada en toda la cara. Algo que ya era realidad y que estaba aquí se acaba de esfumar.
    ¿Realmente es necesario tener que justificar que vas a ser padre y que quieres disfrutar por completo de esas 4 primeras semanas de vida de tu bebé? Pero echando un vistazo a nuestro alrededor no puedo hacer más que darte la razón.
    Papeles mojados.

  • #2

    Astrid Nilsen (jueves, 02 marzo 2017 14:12)

    Muchas gracias por compartir tu experiencia Javi. Desgraciadamente es algo que veo muy a menudo, incluso he escuchado "qué valiente es * por cogerese las cuatro semanas". Y sí, la realidad es que a día de hoy es valiente hacerlo. Tengo curiosidad de si habrá alguna medición por parte del gobierno sobre cuántos hombres han aprovechado este permiso.
    Yo sigo apostando por permisos de maternidad y paternidad iguales, pero lo veo muy lejano aun.