Qué puedes encontrar aquí

Creé esta página para incluir en un único sitio información de mis novelas, hacer actualizaciones sobre las mismas y facilitar un canal de comunicación con las personas que habían leído mis historias y querían contármelo.

 

Tardé mucho en animarme a hacerla y, una vez arranqué, cada vez fue creciendo más y más. El blog, al que al principio no le di importancia, comenzó a ser mi afición. Me di cuenta de que tenía tantas cosas que quería contar: los libros que leos, lo que me pasa cuando escribo, mi experiencia en RRHH, las preguntas más comunes que me suelen plantear sobre mi trabajo, mis viajes... De pronto me surgían artículos y artículos para publicar y no sabía bien cómo canalizarlos. ¿Debía hacer un blog solo sobre libros, otro solo sobre trabajo y un tercero de viajes? ¿Podría gestionar tres blogs a la vez? 

 

Decidí cometer el grave error de no definir una única línea editorial en el blog, el mayor pecado según todos los consejos que he leído. De momento me resisto a definirme en un solo ámbito porque siento que mucho que compartir y contar, así que aquí encontrarás artículos de opinión sobre:

Para ti que devoras novelas o escribes: mi experiencia con libros que he leído o escrito. 

Para ti que trabajas: en mi trabajo en RRHH recibo muchas veces las mismas preguntas por parte de varias personas. Compartiendo estas dudas quiero llegar a más personas que quieren conocer el otro lado de la mesa.  

Para ti que viajas: algunos recopilatorios de los que viaje que he hecho.

Sobre mí

Las mujeres de la familia cuando éramos pequeñas, en esta instantánea solo falta el gran fotógrafo de la familia,  mi padre.
Las mujeres de la familia cuando éramos pequeñas, en esta instantánea solo falta el gran fotógrafo de la familia, mi padre.

Nací en Alicante en 1983, la tercera de tres hermanas con mezcla de sangre española y noruega. También suiza y sueca. Mi afición por la literatura comenzó siendo pequeña. Con trece años escribí mi primera novela corta (¡cortísima!). No era más que una copia de historias que me gustaban, poca originalidad, estilo o extensión. Escribí después algunos cuentos y con unos dieciocho años me embarqué en otra novela corta, Jorge, despierta. Aunque le tengo cariño, mucho, no me atrevo a desempolvarla para que el recuerdo que tengo de la misma sea igual de bueno a lo que fue en su día. Tanto esta historia como la anterior me dieron todo lo que necesitaba para crear Palabras inventadas: el hábito, la imaginación y el saber que podía. 

 

El premio

Palabras inventadas es la novela de la que más orgullosa me siento, sobre todo por haberme dado un premio a una obra que terminé con 23 años. Nunca volveré a escribir como lo hice entonces. No tenía intención de publicarla y no tenía confianza en que nadie quisiera leerla. Por ello escribí con total libertad un mundo irreal.

 

Sin poder decir muy bien por qué, envié la novela al concurso XVI de Novela del Ayuntamiento de Ciudad Real. Cumplía con las bases que establecían y el premio era muy atractivo: 6.000 € y la impresión de la obra. Aun no sé qué me animó a presentarla, pero lo hice. Y meses después me llamaron para decirme que había ganado. Recuerdo perfectamente que pregunté más de una vez “¿de verdad, no habrá habido algún error?”. No me lo creía.

 

Un rechazo tras otro

Pensé entonces que mi camino como escritora estaría abierto, libre de dificultades y lleno de alegrías. Ilusa de mí.

 

Pero el solo hecho de haber ganado me animó a escribir La extranjera, esta vez convencida de que conseguiría publicarla en una editorial con facilidad. Y La extranjera recibió un rechazo tras otro de las editoriales. Y cada no que recibía destrozaba más mis ganas de seguir escribiendo. Hasta que se quedaron en ninguna. Dejé de escribir durante más de dos años, el periodo más largo hasta la fecha. Me veía incapaz de crear nuevas historias y sentía que mi imaginación había dado todo lo que podía dar de sí. 

 

Había dejado ya de enviar la novela a las editoriales cuando leí que Grupo Planeta había lanzado una nueva editorial digital y estaban a la búsqueda de escritores nóveles. ¡Incluso aceptaban novelas por correo electrónico! No tenía que imprimirla, encuadernarla ni acercarme a la oficina de correos, tan solo adjuntarla como fichero y enviarla.

Así es como yo recuerdo Benidorm, con mis deportivas, mi playa y un día soleado. Por muchos años que lleve viviendo en Madrid, no dejaré de echar de menos el mar.
Así es como yo recuerdo Benidorm, con mis deportivas, mi playa y un día soleado. Por muchos años que lleve viviendo en Madrid, no dejaré de echar de menos el mar.

Y recibí un sí

Fue gracias a la oportunidad que me brindó Grupo Planeta que hoy estoy aquí. Comenzamos el trabajo de elegir portada, sinopsis, descripción biográfica, revisión de la novela… En todo momento me aclararon que la decisión final de cualquier cambio dependía solo de mí. No podía estar más entusiasmada con todo el proceso de preparación de la novela para su publicación.

 

En 2013 se publicó en formato digital, lo que permitió que llegara a muchos lectores. El haber logrado que una editorial me publicara la novela fue el empuje para escribir El guardián de recuerdos.

 
RRHH y la literatura

Me pareció natural combinar mi experiencia laboral con la literatura. Primero en el formato de este blog y a continuación presentándome al Premio RRHH Digital del que quedé finalista. Gracias a Enrique Rodríguez Balsa me uní al equipo de escHRitores y participé en la tercera novela que lanzaban, RRetos HHumanos. A raíz de esta colaboración surgió Management Cuántico

 

Más información en...

Mi perfil de Linkedin

Mi perfil en Planeta de Libros

Más fotografías excelentes de Jan Arild Nilsen en flickr


No te pierdas nada en Facebook y Twitter



Contacto

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

Escribir comentario

Comentarios: 0