¿Qué significa que alguien está comprometido con la empresa?

Hay palabras que usamos a menudo sin explicar qué queremos decir, alegando que todos sabemos qué significa. Yo, como amante de las lenguas y licenciada en Traducción e Interpretación, no puedo estar más en desacuerdo. Una de estas palabras (y la lista es larga) es compromiso. La oigo continuamente dentro y fuera de mi trabajo, como una fórmula mágica que describe al empleado perfecto.

 

Me voy al Diccionario de la Real Academia Española y me dice que compromiso significa obligación contraída. No me explica mucho, así que intento comprender qué quiere decir un manager cuando identifica que una persona de su equipo tiene un fuerte compromiso con la empresa. Habitualmente escucho que es una persona que trabaja de sol a sol; que está siempre disponible, incluso en vacaciones y para temas que no son urgentes; que le manden a donde le manden va sin quejarse; que hace todo lo que le piden.

Se me ocurren muchísimas competencias que definen a estos perfiles y debo estar equivocada, pero ninguna de ellas es fuertemente comprometido. Traduzco lo que sucede en jefes desorganizados, escasez de recursos, empleados flexibles, bien mandados o incluso poco críticos con lo que les piden. Pero no acabo de entender el fin de tener a alguien trabajando de sol a sol (o aun peor, atacado por el presencialismo tan común), tal vez incluso amargado, porque su jefe le niega su vida personal. No entiendo a dónde lleva este tipo de fuerte compromiso con la empresa.  

Lee El guardián de recuerdos y adéntrate en un mundo de recuerdos, historias entrelezadas y secretos silenciados.

Por solo 3,79€ en Amazon y otras librerías digitales. 

Lee las primeras páginas haciendo clic aquí.


Estoy convencida de que estoy equivocada, porque pocas veces encuentro otras definiciones de compromiso cuando indago en la conversación. Aun así, equivocada, me atrevo a compartir qué significa para mí que alguien esté fuertemente comprometido:

 

- Sigue los proyectos o tareas fuera de su ámbito de responsabilidad (es decir, cuando pasan a otros departamentos) porque quiere que la empresa tenga éxito, no que él o ella tenga éxito. Pone por delante los intereses generales a los propios sin buscar un reconocimiento inmediato por ello. Aquí es donde más veo yo el compromiso de una persona con la empresa y no consigo mismos. Porque muchas veces cuando me hablan de alguien fuertemente comprometido con la empresa yo veo a alguien fuertemente comprometido con su carrera profesional. Y ojo, esto no es lo mismo a ir más allá de sus funciones, la diferencia está en que se hace responsable incluso cuando la pelota está en el tejado de otro. 

 

- Ayuda a quienes no lo hacen bien en vez de criticarles por la espalda. Tiene un interés genuino en que mejoren en su trabajo, tanto si forman parte de su equipo directo (cuando es obvio que es su responsabilidad hacerlo) como cuando no. Sabe cómo darles herramientas para que triunfen, sin buscar destacar frente a ellos.

 

- Pone en conocimiento de sus superiores cuando alguien lo hace bien, porque le interesa que los buenos comportamientos sean conocidos y -no menos importante - reconocidos para que sirvan de modelo.

 

- No cotillea mal sobre la empresa por los pasillos. No significa que no sea crítico con lo que la empresa hace, sino todo lo contrario. Sabe cómo canalizar sus opiniones de mejora para que sean provechosas en vez de que se conviertan en un runrún que acabará creando mal ambiente.

  

Y, por supuesto, no tiene por qué ser alguien que trabaja horas interminables como rutina. 


Artículos relacionados


Comparte

Si te ha gustado este artículo...

Si no quieres perderte ningún artículo...



¿Qué es para ti estar comprometido con la empresa?

Escribir comentario

Comentarios: 0